Marruecos reta a la banca española a volver y apoyar el crecimiento de África

10 marzo 2017 / 05:00h – Capital Madrid

Pese al cre­ciente in­terés por Marruecos de las grandes em­presas in­dus­triales es­pañolas -más de un mi­llar de ellas se han es­ta­ble­cido en este país-, el sector fi­nan­ciero es­pañol sigue en re­ti­rada. La ad­mi­nis­tra­ción ma­rroquí con­si­dera que este sería un mo­mento ade­cuado para re­cu­perar el te­rreno per­dido.

Las expectativas de crecimiento sostenido en este país del norte de África se mantienen. Además, Rabat se ofrece para ser el socio prioritario de España para concurrir juntos en los proyectos que están surgiendo en el resto del Continente. Los acuerdos de los bancos españoles con bancos comerciales marroquíes los consideran insuficientes para el principal socio comercial europeo como es España.

Desde el país vecino se recuerda que la Asamblea General de la ONU declaró recientemente el periodo entre 2016 y 2025 como el Tercer Decenio del Desarrollo Industrial para África. Es lo que se ha denominado ‘La década de la industrialización africana’.

La propia ONU ha asumido la misión de aplicar e impulsar el programa correspondiente. Dando por hecho que el continente africano podría convertirse en un motor económico global dentro de la próxima década, advierten de que para que esto sea así, la comunidad internacional tiene que comprometerse a respaldar sus proyectos con apoyo financiero.

Marruecos, recientemente reincorporado a la Organización para la Unidad Africana que agrupa a 54 países, se ha ofrecido para organizar conjuntamente con España una cumbre con los países africanos.

Según fuentes próximas al Gobierno de Rabat, el Rey Felipe VI, que mantiene relaciones calificadas de relaciones de familia con su homólogo marroquí, Mohamed VI, ha mostrado gran interés en participar en el futuro desarrollo de África para lo que se ha ofrecido para la celebración de una Cumbre España-África. Para ese momento sería bienvenida una mayor presencia de los grandes bancos españoles en su territorio.

Marruecos considera que su país puede jugar un papel muy importante de cara a la consolidación y modernización de Marruecos, de gran interés para nuestro país para el que resulta clave contar en la frontera Sur con un vecino estable.

En los últimos años se ha producido una mejora evidente en las relaciones bilaterales. En el ámbito comercial España se ha consolidado como el principal socio comercial de Marruecos, por delante de Francia, lo que ya se había producido en el 2012 y el 2014.

Sin olvidar los importantes desencuentros que se produjeron durante el mandato de José María Aznar, las relaciones han entrado en una fase de cooperación en materia económica, migratoria y de seguridad, desconocidos en los últimos años.

En este sentido fuentes de la administración de Rabat consideran lo importante que sería que la banca española, que goza de un prestigio internacional incuestionable, pero que mantiene una posición residual en Marruecos, volviera a implantarse en un país de un gran futuro.

Con 34 millones de personas, aunque su PIB por persona es una séptima parte del PIB español, el hecho de que esté escasamente bancarizada abre una oportunidad para el sector financiero español.

Pese a los asuntos espinosos que supone que se mantienen entre ambos países la buena disposición del Rey Mohamed VI mostrada en sus últimos años de reinado son puestos como una garantía que España no debería dejar pasar en balde.

Anuncios

España promete a Marruecos su ayuda ante la Unión Europea

Rabat 13 FEB 2017 – 22:52 CET – El Pais

El ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, mantuvo su primer encuentro oficial en Rabat con su homólogo marroquí, Salaheddine Mezuar, en el que intercambiaron elogios y ninguno abordó de frente el elefante que hay en la habitación, es decir, la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 21 de diciembre, que puede interpretarse como la prohibición de explotar productos naturales del Sáhara Occidental. Sin embargo, Dastis prometió a Mezuar que España hará todo lo posible por defender los intereses de Marruecos ante la Unión Europea.

A raíz de la sentencia de la Corte de Luxemburgo, el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, mencionó en una respuesta escrita parlamentaria “la condición jurídica distinta y separada del territorio del Sáhara Occidental”. Después de difundirse sus palabras, el ministerio de Agricultura marroquí emitió un comunicado el 6 de febrero donde advertía que cualquier obstáculo respecto a los acuerdos agrícolas y de pesca conllevaría el riesgo de que se reanude “el flujo migratorio que Marruecos (…) ha conseguido contener”. Curiosamente, ese mismo día, a las 7.40 de la mañana, 18 inmigrantes subsaharianos lograron entrar en Melilla a través de la valla.

En la reunión de este lunes, sin embargo, no hubo ningún tipo de amenaza por parte de Marruecos. Tras el encuentro ambos ministros comparecieron ante la prensa sin admitir preguntas. Mezuar alabó el desempeño económico de España, como “el país que más crece de la Unión Europea” y recordó que por tercer año consecutivo Madrid ha desplazado a París como primer socio comercial de Rabat. Pero, en relación con los acuerdos de agricultura que originaron la sentencia de la justicia europea, la postura de Mezuar coincide plenamente con la del ministro de Agricultura marroquí, Aziz Ajanuch: su país no aceptará jamás que se cuestionen “de una u otra” forma los acuerdos firmados con la UE.

Aunque Marruecos lleva cuatro meses sin que el ganador de las elecciones legislativas de octubre, el secretario general del islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD), Abdelilá Benkirán, consiga reunir los socios necesarios para formar un Gobierno de coalición, la política exterior mantiene el rumbo que fija el Palacio Real.

Alfonso Dastis recordó que Marruecos es el segundo socio comercial de España fuera de la Unión Europea (por detrás de Estados Unidos), alabó la “conducta ejemplar” de la comunidad marroquí en España y felicitó a Marruecos por su regreso a la Unión Africana, tras permanecer 33 años fuera. “Queremos trabajar con Marruecos en el desarrollo de las potencialidades del continente africano”, afirmó Dastis. “África es el continente del futuro, queremos fortalecer nuestra presencia allí, por interés de España y por el de África, y estamos convencidos de que Marruecos nos puede ayudar en este objetivo”. El ministro de Exteriores español dijo que la profundización de las relaciones se emprenderá este año con varios encuentros bilaterales que culminarán con la visita de los reyes de España a Marruecos. La visita, no tiene fecha programada, pero es probable que se produzca después del verano, cuando España tenga la completa seguridad de que ya se ha formado un Gobierno electo en Marruecos.

Respecto a la comunidad de musulmanes que vive en España, Salaheddine Mezuar comentó a su homólogo español que habría que evitar la posible radicalización. Y ofreció los servicios del Instituto Mohamed VI de Formación de Imanes, predicadores y predicadoras, inaugurado en 2015 en Rabat. Por sus aulas han pasado ya 777 estudiantes becados, la mayoría de Mali, pero también de Túnez, Guinea, Costa de Marfil y Francia (26). Dastis se mostró en principio favorable a la medida.

En cuanto a la relación económica entre ambos países, los dos ministros se mostraron encantados. Las exportaciones españolas a Rabat entre enero y noviembre de 2016 crecieron un 13,68% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el conjunto de exportaciones españolas solo aumentó un 1,6%. Marruecos ha sido el destino del 40% de todas las exportaciones españolas en África. Y es el décimo proveedor de España.

Rajoy elogia el compromiso de Marruecos en el control de la inmigración pese a los últimos asaltos en Ceuta

Rajoy elogia el compromiso de Marruecos en el control de la inmigración pese a los últimos asaltos en Ceuta Rajoy elogia el compromiso de Marruecos en el control de la inmigración pese a los últimos asaltos en Ceuta

MALAGA, 20 Feb. (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha puesto este lunes en valor la cooperación de Marruecos con la UE y ha elogiado el trabajo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del reino alauí para controlar la inmigración, a pesar de los últimos asaltos a la valla de Ceuta, a través de los que han entrado en España unos 800 inmigrantes desde el viernes pasado.

En rueda de prensa conjunta con el presidente francés, François Hollande, con motivo de la XXV cumbre hispano francesa a Rajoy se le ha preguntado si Europa tiene un problema con Marruecos después de que se hayan producido dos asaltos masivos a la valla en menos de 72 horas.

Rajoy ha querido destacar que las relaciones del Gobierno español con Marruecos son “magníficas” y que los responsables de las fuerzas y cuerpos de seguridad de Marruecos “han puesto de su mano todo aquello que han podido” para responder al reto del control de la inmigración. Pero “hay batallas que no son fáciles de dar”, ha añadido Rajoy, que ha querido dejar claro su convencimiento de que la cooperación con Marruecos redunda “en beneficio del conjunto de los europeos”.

Marruecos amenazó recientemente con dejar de cooperar con la UE en el control de la inmigración si en Europa continuaba el debate sobre el Sáhara Occidental. El Tribunal de Justicia de la UE ha dictaminado que el acuerdo comercial con Marruecos no se aplica en el Sáhara Occidental, pero Rabat no había manifestado su malestar por el fallo hasta que el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, reconoció que la sentencia afectará a la cooperación futura de la UE con Marruecos.

Marruecos, principal proveedor de frutas y hortalizas de España

Financial Food Miércoles 8-3-2017

La importación española de frutas y hortalizas frescas procedente de Marruecos en 2016 se situó en 413,3 millones de euros, con un crecimiento del 23% con relación a 2015, reforzando su posición como principal proveedor de España.

En los últimos cinco años, la importación de España de frutas y hortalizas marroquíes ha crecido un 221%, pasando de 128,7 millones de euros en 2012 a 413,3 millones de euros en 2016, según datos de la Dirección General de Aduanas, procesados por FEPEX.

Marruecos representa el 18% del total de la importación hortofrutícola española. La compra de hortalizas marroquíes en 2016 se situó en 237,6 millones de euros, un 14% más que en 2015, de los que 132 millones correspondieron a judía y 32,4 millones a tomate. La importación de frutas de Marruecos totalizó 176 millones de euros, un 36% más, destacando el crecimiento de los principales frutos rojos: frambuesa, con un 60% más y 55 millones de euros, arándano con un 32% más y 34,5 millones de euros y fresa con un 38% más y 25 millones de euros.

Tras Marruecos el principal proveedor de frutas y hortalizas de España es Francia, con 315 millones de euros, un 24% más y un 6% más en volumen, hasta las 797.275 toneladas.

Francia representa el 13,6% del total importado por España, siendo la patata, con 146 millones de euros el principal producto importado, un 62% más que en 2015, seguido de manzana, con 57,1 millones de euros (+9%). En hortalizas destaca también la compra de judía con 14,1 millones de euros (+46%) y lechuga con 12,5 millones de euros (-3%) y en frutas destaca también la naranja con 8,5 millones de euros y el plátano con 8,2 millones de euros.

Perú es el tercer proveedor hortofrutícola de España, con 163,4 millones de euros, seguido de Países Bajos, Argentina, Italia, Portugal y Costa Rica. Destaca el crecimiento de las compras procedentes de Países Bajos con 142 millones de euros (+25%) y 199.663 toneladas (+34%). La patata, con 31 millones de euros (+18%) y el tomate con 27 millones de euros (+8%) son los principales productos importados de Países Bajos, destacando también la importación de pera con 10 millones de euros, naranja con 8,7 millones de euros o uva de mesa con 7,7 millones de euros.

La importación española de frutas y hortalizas frescas en 2016 creció un17% en valor con relación al año anterior, ascendiendo a 2.313 millones de euros y un 12% en volumen, totalizando 2,8 millones de toneladas.

Marruecos baraja ofrecer a España organizar juntos el Mundial de fútbol 2026

El Confidencial 08.03.201705:00 H. 

El proyecto está aún en pañales, pero Marruecos baraja proponer a España presentar una candidatura conjunta al Mundial 2026 de fútbol a la que se podría sumar Portugal. Marruecos es un país perseverante en lo deportivo. Fue candidato a organizar la Copa del Mundo en 1994, 1998, 2006 y 2010, pero su propuesta resultó siempre derrotada por otros aspirantes con más peso o más tradición futbolística. España y Portugal también perdieron frente a Rusia que será en 2018 el país anfitrión.

No se ha desanimado y ahora vuelve a la carga. Su ambición proclamada consiste en acoger el Mundial que se celebrará dentro de nueve años. El presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, le ha animado en otoño a dar ese paso en dos ocasiones. Marruecos posee “todos los medios necesarios para organizar una Copa del Mundo”, declaró públicamente. La federación que encabeza empezará a evaluar las candidaturas a partir de 2019 aunque la decisión final solo será anunciada en mayo de 2020.

Ahmed Jahouh (d) de Fath Union Sport disputa el balón con Alkhali Bangoura (i) de Etoile Sportive du Sahel, en un partido en Rabat.
Ahmed Jahouh (d) de Fath Union Sport disputa el balón con Alkhali Bangoura (i) de Etoile Sportive du Sahel, en un partido en Rabat.

Las posibilidades de éxito de Marruecos parecían, sin embargo, escasas frente a otro aspirante en ciernes: Estados Unidos que ya le arrebató la organización del Mundial hace 23 años. A la superpotencia se le atribuye ahora la intención de presentarse en dúo con México o Canadá o incluso con un trío formado con sus dos vecinos norteamericanos. La llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, las trabas que erige a los musulmanes para acceder a EEUU, su mala relación con México, merman, sin embargo, la fuerza de esa candidatura que aún no ha cristalizado.

Esa es la oportunidad de Marruecos, pero a condición de no acudir en solitario a la evaluación de la FIFA, según se analiza en Rabat. Por eso está estudiando “presentar su candidatura asociándose con sus vecinos del norte, España y Portugal”, según publicó el diario de Casablanca ‘As Sabah’ el 27 de febrero, y este martes también lo aseguró ‘As’. El proyecto, que empieza a aflorar en Rabat, solo ha sido trasladado informalmente a unos pocos interlocutores españoles para tratar de averiguar su reacción.

Votos árabes, africanos y europeos

Si se concreta, la candidatura cosecharía los sufragios del grueso del mundo árabe, de los países africanos y de los europeos, pero sus primeros valedores están en el seno de la FIFA. Para la federación una candidatura a caballo entre dos continentes con tradiciones culturales y religiones distintas es la mejor manera de demostrar que el fútbol une. Le serviría además para lavar su imagen tan dañada por los escándalos de corrupción.

El presidente de la FIFA Gianni Infantino.
El presidente de la FIFA Gianni Infantino.

Si Marruecos oficializa su propuesta, “en España será recibida con entusiasmo y no solo por el beneficio económico que puede reportar”, aseguran fuentes diplomáticas españolas. Ir de la mano en un proyecto de esta envergadura es, de cara al exterior, mostrar el compromiso con esa Alianza de Civilizaciones que puso en marcha el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y que ha asumido Mariano Rajoy.

Una póliza de seguros para España

De manera más prosaica, asociarse con Marruecos en este proyecto es, mientras dure, “como suscribir una póliza de seguros que evite los sobresaltos en la relación”, prosiguen las mismas fuentes. Rabat ya no podría, por ejemplo, manifestar sus enfados o presionar a España como lo hizo en febrero, dejando entrar en Ceuta a más de 800 inmigrantes en 72 horas, o permitiendo zarpar a 1.200 subsahariano rumbo a las costas andaluzas el 12 de agosto de 2014.

Ser el país anfitrión del Mundial 2016 es un reto mayúsculo, que supera con creces a la organización de otras copas del mundo. Por primera vez serán 48 equipos junto con sus cientos de miles de hinchas, en lugar de 32, los equipos de que enfrentarán durante más de un mes. El desafío es de tal magnitud que más vale asociarse.